Como interviniente en la cadena de logística y como empresa responsable, ID Logistics presta especial atención a la huella de carbono derivada de su actividad.

  • Se forma a todos los conductores en la conducción ecológica. Se controla el consumo de cada vehículo, principalmente mediante sistemas informáticos instalados. Se analiza la información recogida, con el objetivo de aplicar las medidas correctoras necesarias y útiles.

  • La empresa firmó en 2012 la carta de la Agencia Francesa para el Medio Ambiente y Administración de Energía (ADEME). Su firma se renovó por segunda vez el 15 de abril de 2014.

  • El 100% de los vehículos de ID Logistics de Europa cumple las normas Euro V o EEV, y en 2017 el 100% habrá cumplido los requisitos que marca la norma Euro VI.

En 2012, ID Logistics ha puesto en prueba un vehículo híbrido en la región de Marsella en colaboración con un fabricante de vehículos y un gran distribuidor. Y desde 2014, la empresa ha puesto en funcionamiento seis vehículos que funcionan con gas natural descarbonatado en la zona de París, lo que permite asegurar a los clientes minoristas un suministro respetuoso con el medioambiente a todos sus almacenes de París.

ID Logistics es también un agente clave en la transición al transporte multimodal. Se ha introducido una solución ferrocarril-carretera, operando con contenedores de transporte móviles a través de la filial FROID COMBI, desarrollando una experiencia de más de 10 años, ofreciendo tres enlaces norte-sur en Francia. Cerca del 10% de los flujos que maneja ID Logistics son a través del ferrocarril.

 

ID Logistics lanzó a principios de 2015 su filial IDEO, especializada en flujos logísticos europeos, en colaboración con grandes fabricantes de productos de consumo. La filial carga más de 1.500 trenes completos cada año, que recorren toda Europa, con lo que evita que 60.000 camiones circulen por las carreteras.

Finalmente, el grupo invierte cerca de 3 millones de euros cada año en sistemas específicos de TI para el control del transporte con el fin de reducir el kilometraje en vacío de sus clientes.